Conferencia magistral: ¡De la adversidad al éxito!: Sue Aguayo

sue aguayo

La resiliencia hoy más que nunca es fundamental para salir adelante en cualquier ámbito.

Sue Aguayo no es una teoría psicológica, es un testimonio de vida que ha logrado vencer todo tipo de adversidades, desde la ceguera total, cicatrices por quemaduras en un accidente automovilístico, discriminación, rechazo y un sinfín de problemas, de los cuales siempre ha salido adelante.

El éxito es parte fundamental de su vida, campeón internacional De Taekwondo enfrentando a personas sin discapacidad. Músico, compositor e intérprete. Escritor, locutor y un conferencista internacional fuera de serie.

Sue Aguayo te mostrará como pasar de la adversidad al éxito.

Evento patrocinado por Grupo Educativo Estado de México para la comunidad estudiantil.

Sue Aguayo nació dentro de una familia pequeña, pero llena de amor y de entrega que le permitió ser el hombre que es en el presente. Su infancia transcurrió como la de cualquier niño, pues practicaba artes marciales, ya que su ídolo era Bruce Lee, hasta que a los cinco años, los doctores le diagnosticaron ceguera total en el ojo izquierdo y miopía severa en el derecho; a partir de ese momento, su vida comenzó a cambiar.

Un nuevo obstáculo llegó a Sue, pues a los 10 años, durante un viaje a Puebla, un camión embistió su auto, provocándoles quemaduras graves en el 70% de su cuerpo, además de una seria lesión en su mano derecha. De milagro él y su madre sobrevivieron a este accidente, no obstante, tuvieron que pasar por miles de terapias, cirugías e injertos para ser dados de alta, pero ahora le esperaba su readaptación en la sociedad, lo cual sería aún más difícil. Cuando todo indicaba que lo peor había pasado, el atleta paralímpico comenzó a tener dificultades para ver con el ojo derecho debido al desprendimiento de retina que provocó a la larga ceguera total sumada a la del ojo izquierdo. A partir de ese momento, Sue Aguayo encontró refugio en la música y prácticamente solo, aprendió a tocar el teclado, por lo que decidió entrar a una academia musical y convertirse en maestro y compositor. En 2004, tuvo la oportunidad de iniciar un nuevo reto, el Tae kwon do, inquietud que le persiguió desde pequeño, pero que debido a sus incidentes, no pudo realizar. Rápidamente los instructores encontraron en él a un diamante en bruto, pues con su memoria y agilidad corporal, representaba todo un reto para los deportistas convencionales.

El 15 de mayo de 2005, Sue hizo su debut de manera profesional ante un chico de su mismo grado, lo cual le sirvió de vitrina ante el mundo del deporte mexicano y con ello sus éxitos iniciaron alrededor de toda la república mexicana. Para 2007, y con el certificado de cinta negra, Aguayo puso el nombre de México en lo más alto, pues obtuvo la medalla de oro en el Sexto Abierto Internacional Championship, de Buenos Aires, Argentina; un acontecimiento histórico igual que el resultado; ya que nunca en la historia mundial del Tae Kwon Do, se había dado la participación de un atleta ciego, y menos que este compitiera en una categoría convencional. La misma hazaña pudo repetirla, pero ahora en el viejo continente, al competir en el Sexto Open internacional de España 2008, realizado en Alicante, donde volvió a ganar la presea dorada. La intención de Sue Aguayo, no es sólo la de seguir cosechando medallas, sino que además quiere contribuir con un mensaje de aliento, superación, entrega y sobre todo, demostrar que los sueños se pueden volver realidad, no importa que tan distantes se perciban, lo único es querer realmente alcanzarlos.